Mejores experimentos con imanes y sus explicaciones

Un imán es un elemento imprescindible en todos los hogares. No obstante, no solo funciona como un adorno en tu nevera, con ellos puedes hacer distintos experimentos con imanes. Para estos actos científicos no necesitas más que objetos que tienes a mano, desde agua, aceite y hasta las cerillas. Lee este post y aprende ciencia de manera divertida.

El magnetismo en el agua

El magnetismo en el agua

El agua como todo los que nos rodea, posee magnetismo propio. Debido a estas propiedades, se pueden hacer diferentes experimentos con imanes. Son muy sencillos y requieren poco materiales. Lo que vas a necesitar es lo siguiente:

  • Un bol pequeño de preferencia que sea de vidrio.
  • Fichas magnéticas del juego de damas, de preferencia las negras.
  • Un poco de agua.

La realización de estos experimentos con imanes es muy fácil, solo debes llenar el bol con el agua y colocar con mucho cuidado los fichas para que queden en la superficie sin hundirse. Al ir colocándolas una a la vez, vas a notar que se separan y se adhieren a las paredes del bol lo que formará polígonos irregulares. Este efecto se debe a la fuerza de atracción y repulsión que hay entre ambos elementos.

La influencia de distintos líquidos sobre el magnetismo

A continuación, otro de estos experimentos con imanes muy fácil de realizar en casa, con materiales sencillos de conseguir. Los elementos a utilizar son:

  • Tres vasos cortos transparentes, si son de vidrio mucho mejor.
  • Agua.
  • Aceite.
  • Almíbar.
  • Unos cuantos clips metálicos.
  • Un rectángulo de vidrio o acrílico de entre 20cm por 30cm o menor, el que tengan a mano.
  • Un imán.

En primer lugar, debes colocar los vasos sobre una superficie plana, puedes separarlos un poco. Luego, se colocan los distintos líquidos en cada uno de ellos e introduce algunos clips. Por último, ubica el vidrio o acrílico sobre los envases.

Posiciona el imán sobre cada vaso y notarás como suben y bajan los elementos de metal, en el agua la acción es más rápida que en el aceite o el almíbar. Esto se debe a que la viscosidad de los fluidos afecta las propiedades magnéticas.

La magia de la cerrilla imantada

Estos curiosos experimentos con imanes te dejarán sorprendido y lo mejor es que solo necesitarás dos cosas:

  • Cerillas.
  • Un imán.

Si intentas atraer las cerillas con el imán notarás que no pasará nada. Para que esto funcione primero debes encenderlas y esperar a que se consuman un poco. Al apagarse y enfriarse el fosforo podrás acercarla a este y esta vez sí se atraerán.

¿Porque sucede esto? Se debe a que al quemar el fosforo este se convierte en óxido de hierro que es más ferromagnético. Lo que hará que las cerrillas quemadas se peguen a cualquier objeto imantado.

El motor más sencillo del mundo

Estos experimentos con imanes pueden sonar algo complicados pero no lo son. Solo debes seguir unos sencillos pasos y con muy pocos materiales logras hacerlos. Lo que necesitarás es:

  • Un trozo de alambre de cobre del grueso esmaltado de unos 40 cm.
  • Una batería AA.
  • Dos imanes de neodimio de los redondos y aplastados del mismo diámetro que la batería.
  • Un alicate o pinza para doblar y cortar el alambre.
  • Cutter.

Primero, debes doblar el alambre de cobre a la mitad sin córtalo y dejar en el extremo superior una punta, puedes ayudarte con el alicate para este paso. Una vez logrado, deberás ir dándole forma al alambre doblándolo hacia los lados de forma redonda como si formaras un corazón.

Una vez que la parte superior parezca un corazón, viene la posterior. Con la ayuda del imán toma los extremos del alambre y gíralos entono a este para que se redondee. Debe quedar como si fuera una base de forma vertical.

Con el cutter debes quitar el esmalte que tiene el cobre en la punta doblada y en los dos extremos redondeados.  Solo queda armar tu motor, unes los imanes al polo positivo de la pila, lo colocas de manera vertical en una superficie plana, luego, en el lado negativo lo unes a la punta del corazón de alambre de cobre.

La parte posterior redondeada debe quedar a la altura y alrededor del imán sin tocarlo y como por arte de magia, este comenzará a girar en torno a la batería. Para estos experimentos con imanes la forma de alambre de cobre puede ser cualquiera, solo es cuestión de imaginación.

En resumen, existen muchos experimentos con imanes. Se puede experimentar con objetos más complicadas, para sentirte como todo un científico. De cualquier manera, pasarás un rato muy entretenido intentándolo.