Tipos de imanes y sus características

Existen diferentes tipos de imanes con diversos usos y características. Incluso, los hay personalizados, que pueden ser elaborados con distintos materiales. A continuación, se muestran los principales y más usados en el mercado actual.

Diferentes tipos de imanes

Diferentes tipos de imanes

Son muchos los tipos de imanes que tienen un sin número de usos, los principales y más conocidos son los naturales y los artificiales, que a su vez pueden ser, temporales o permanentes. Por su parte, un imán natural es magnético por constitución. Mientras, que los compuestos son materiales a los que se les ha concedido el magnetismo. Seguidamente se describen los más destacados:

Imanes naturales

Son una mezcla de elementos minerales encontrados en la naturaleza, uno de ellos se llama magnetita, también, están formados por ferrofelita y óxido de hierro. Además, pueden contener otros compuestos de la tierra. Estos son por origen magnéticos.

Magnetita

A pesar de ser una piedra con un magnetismo débil, cuenta con fuerza suficiente para atraer grandes tachuelas. De hecho, se le conoce como la roca imán y es el único mineral magnético de la naturaleza. Este producto se encuentra en especial en Noruega, Francia, Suecia y Portugal.

Artificiales

Estos tipos de imanes no se localizan de modo espontáneos en la naturaleza. Sino, que se crean al rozar un imán original con un metal o fragmento de hierro. De esta manera, este quedará imantado.

Imanes temporales

Son materiales que al friccionar con magnetita adquieren el magnetismo, estos manifiestan sus propiedades ferromagnéticas por un corto periodo de tiempo. Un ejemplo de ellos son los clips, los chiches, las tachuelas, clavos o tornillos.

Electroimanes

Electroimanes

Entre los tipos de imanes, también, se encuentran los electroimanes, que se crean al ubicar un núcleo de metal dentro de un cilindro de alambre que produce un flujo de corriente eléctrica. El magnetismo desaparece una vez se desconectan los elementos, pues esto detiene la electricidad que pasa por este imán.

Imanes permanentes

Estos son los tipos de imanes más comunes. Su nombre es debido a que una vez magnetizados, siguen con esta carga permanentemente, aunque sea poca. Suelen elaborarse de minerales ferromagnéticos, es decir, se acumulan átomos que tienen un campo magnético fijo en el que se fortifican de manera mutua.

Aunque son creados de cualquier manera, también es transcendental que estén bien magnetizados. Ya que, el calor o el mismo contacto con otro imán pueden hacer que estos pierdan el magnetismo.

Diferencias entre los imanes naturales y artificiales

Los naturales son tipos de imanes minerales, así como lo es el carbón. Mientras, que los artificiales son fabricados por el hombre, este al ser elaborados pierden su magnetismo, hasta por estar cerca de otro. Sin embargo, los hechos por la naturaleza son permanentes, lo que significa, que nunca perderán su poder magnético.

La primordial discrepancia, es que el natural siempre será más débil que el artificial. Otra diferencia, es que los naturales no pueden tener un tamaño definido, ya que se destrozan al ser extraídos de su entorno. Mientras, que la forma de los artificiales es acorde a como se fabriquen.

Diferencia entre los imanes de Neodimio, Ferrita y Alnico

Los de neodimio, son llamados el súper imán, porque, aunque son de poco tamaño su fuerza magnética es la más poderosa. Su fusión de materiales magnéticos incluye el hierro y boro, para formar la mezcla llamada Nd2Fe14B. Estos pueden aguantar una temperatura de hasta 200 °C.

Los de ferrita, son conocidos como imanes de porcelana o de frigorífico. Estos son de un color gris oscuro, están fabricados con óxido de hierro y estroncio, por naturaleza son frágiles, muy fáciles de quebrarse. Pueden ser expuestos a temperaturas de hasta 250 °C y no se deterioran con facilidad. Por ser económicos y accesibles se le pueden dar un sin número de usos, entre los más comunes son la presencia en micrófonos, cornetas o altavoces, en motores y generadores.

Los de alnico, se funden en una combinación de aluminio, níquel y cobalto. Los elaboran en varias formas como herraduras, anillos, bloques, discos, cubos, conos, esferas o barras. Con un soporte de temperaturas que pueden estar entre los 500 °C a 550 °C. Están fabricados con una mezcla de aleación de titanio, cobre o hierro.

Para finalizar, son muchos los tipos de imanes, sin importar su fuerza o su magnetismo son indispensables al tratarse de su uso comercial, ya que se usan en un sinfín de objetos que facilitan la vida diaria de las personas. Desde el más pequeño, como unos auriculares, hasta los más grandes, como los generadores de energía industrial. Sin esta maravilla de la naturaleza, no fuera posible su funcionamiento.